Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
Repudiable “escrache” al dirigente sindical aceitero Alfredo Giuliano
Fue increpado a gritos por trabajadores de su gremio. La policía evitó que fuera golpeado




compartilo en las redes Compartilo en Facebook Compartilo en 144 caracteres
 


Jueves 21 de diciembre de 2017


                                                              Por HUGO MÖLLER                   
                                                  (Redacción)

Momentos de tensión, en los que temió por su integridad física, vivió este miércoles el dirigente sindical Alfredo Giuliano, tras mantener un encuentro con representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación, en su sede ubicada a pocos metros de la Municipalidad de Necochea.

Hasta allí concurrió Giuliano para con el fin de darle continuidad a gestiones para acordar el cobro de un bono de fin de año para los trabajadores aceiteros, cuyo gremio aún conduce, a pesar de un conflicto existente con afiliados que rechazan su continuidad.

Un grupo de trabajadores aceiteros, teniendo conocimiento de la presencia de Giuliano en esa dependencia de calle 56 entre 59 y 61, se apostaron en el lugar, haciendo una ruidosa protesta, reclamando que se convoque a elecciones en el gremio, tal como lo había dispuesto tiempo atrás la cartera de Trabajo.

Mientras se realizaba esa protesta, hasta entonces pacífica, uno de estos trabajadores realizó declaraciones a TSN Noticias, fundamentando sus reclamos, cuestionando a Giuliano.

Pero en determinado momento, cuando el dirigente se retiró del Ministerio de Nación para dirigirse hacia su vehículo estacionado a unas cuadras de allí, fue perseguido por varios manifestantes, que se abalanzaron sobre él, mientras lo insultaban a gritos.

La persecución continuó hasta que Giuliano subió a su automóvil, estacionado en avenida 59 casi 52, oportunidad en que la intervención policial evitó que el episodio alcanzara otros ribetes.

Finalmente, mientras continuaban escuchándose insultos a viva voz, el dirigente logró alejarse indemne del lugar, sin consecuencias para su integridad física.

Es conocido el prolongado conflicto entre Giuliano y un grupo de afiliados, a tal punto que la sede gremial de Quequén llegó a  estar tomada. Conflicto que sigue sin resolverse, lo cual debe suceder por la vía institucional, en formar orgánica y civilizada.

De ninguna manera se justifica este tipo de agresión de la que Giuliano resultó víctima, modalidad conocida como “escrache”, que era utilizada por los fascistas para señalar a los judíos durante la segunda guerra mundial, cuyo destino era su ejecución.

Pocas horas después, en la Capital Federal, era agredido el diputado nacional Martín Losteau, luego que una manifestante de la Asociación Bancaria lo identificara ante sus compañeros, que comenzaron a golpearlo, en disconformidad con su voto en la Cámara Baja respecto del régimen previsional.

Más atrás en el tiempo, cuando se aprestaba a viajar a Uruguay junto a su familia, un grupo de personas intentó agredir al actual diputado Axel Kicilof, por entonces funcionario del área de Economía del gobierno de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner.  La agresión tenía que ver con medidas adoptadas por aquel gobierno.

Ninguna de estas agresiones tiene justificación y merecen ser reprobadas. De ninguna manera debe naturalizarse que, por no estar de acuerdo con determinada medida, en cualquier ámbito, un grupo de desaforados atente contra la integridad física de funcionarios públicos, dirigentes políticos o representantes sindicales.








    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores