Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
Proponen que aumentos de boletos surjan de un "procedimiento técnico"
Así lo plantearon las dos empresas prestadoras del transporte urbano de pasajeros




compartilo en las redes Compartilo en Facebook Compartilo en 144 caracteres
 


Miércoles 7 de febrero de 2018

Por Jorge Gómez
(Colaboración)

Las dos empresas prestadoras del transporte urbano de pasajeros en Necochea y Quequén, Compañía de Transportes Necochea y Micro Ómnibus Nueva Pompeya, solicitaron ante el Concejo Deliberante, con fecha 31 de enero pasado y mediante una nota, el pedido de “tratamiento de las tarifas y demás servicios prestados” por las mismas en nuestras ciudades, en atención a la “realidad económica financiera en la que actualidad se ha alterado notoriamente (la actividad) puesto que nuestros costos han sufrido un incremento que supera toda previsibilidad”, en un texto que, sin señalarlo en números, están reclamando la aplicación de un aumento en el valor de los boletos pero utilizando algún método presuntamente similar al reajuste que tiene acordado y convenido el servicio de recolección de residuos mediante una fórmula polinómica, variante contemplada en el convenio que relaciona a la comuna con la firma Relisa.

En el punto reservado a la cuestión de tarifas de micros, tal cual lo puntualiza la nota que llegó a manos del presidente del HCD, Ernesto Mancino, con las firmas de Jorge Menna, presidente de la Compañía de Transporte Necochea y de Eduardo Domínguez, socio gerente de Micro Ómnibus Nueva Pompeya, se puntualiza que “no es difícil advertir que este desequilibrio (tarifario) se viene provocando durante los últimos años”.

Y hablan de “la necesidad de una recompensación en las tarifas (que resulta esencial para nuestras empresas”, además de remarcar que “nos tranquiliza el conocimiento y reconocimiento que el señor intendente (por Facundo López) nos ha hecho saber en más de una oportunidad (…) acabado que posee del desequilibrio actual en las tarifas del transporte de pasajeros”.

Ambas firmas concesionarias del transporte urbano de pasajeros remarcan la “necesidad de contar con una ordenanza comprensiva, abarcativa de los factores que afectan y alteran la prestación del servicio”, añadiendo que “resulta a todas luces claro que deberíamos contar en la ordenanza municipal que regule la actividad un método que permita proceder al ajuste, acomodamiento y /o modificación de la tarifa de manera inmediata ante la existencia de circunstancias económicas que afectan la actividad”. De allí la presunción de estar frente a la petición de algún mecanismo técnico que pueda fijar el costo de las boletos.

Y fundamentan, para darle solidez a este último argumento, que “la redefinición de las tarifas debería estar prevista cuanto menos de manera periódica, cuando los costos propios de la actividad sufran modificación”.

Insisten asimismo en definir “una pauta de actualización que incluya sin especulaciones de ninguna parte los costos que tiene nuestra empresa para funcionar adecuadamente, donde se incluye (el) aumento de costos por el incremento del combustible, por (la) renovación de cubiertas de los rodados y, por supuesto, los aumentos salariales del año en curso”.

“Las tarifas actuales están atrasadas es una obviedad –dicen- y resulta ser una circunstancia reconocida por todas las partes, siendo materia de discusión el porcentaje de atraso”.

“Nuestras empresas han financiado sus déficit mediante la obtención de créditos bancarios, con las tasas de interés que las entidades nos aplican y que desde ya corresponde aclarar son altas. Sumado al relato, la demora en otorgar nuevas tarifas han provocado una diferencia entre la actual tarifa y la que demuestra el estudio de costos actuales”, agregan en otro segmento de la nota que llegó a manos del HCD.

Recuerda el texto empresarial que en el marco del último tratamiento dado al aumento de los boletos de micros, el área contable municipal “había fijado luego de un exhaustivo análisis de costos de la empresa, al momento de prestar su servicio, que el costo del boleto plano debía ser de al menos 11,90 pesos, vale decir que dicha conclusión contable data del mes de marzo de 2017”.

No se olvidan, además, de la incorporación del tema SUBE: “Es importante sumar a la charla el valor por comisión del sistema SUBE que genera una merma en el sistema de la empresa del 5% del valor del boleto perdiendo la empresa”, destacan.

Posteriormente, las dos empresas piden iniciar conversaciones con los ediles sobre varios puntos, entre ellos la resolución de “las categorías en las grillas de boletos; definir tarifas promedios y boletos planos, boletos sociales, boleto estudiantil y demás; analizar las influencias sobre los costos de tarifas, de la densidad por kilómetro recorrido; SUBE  y su influencia en los costos de la tarifa; el coeficiente de aumento respecto al mantenimiento y renovación de unidades; la anunciada quita de subsidios por parte del Estado nacional que se reflejará directamente sobre las tarifas; paritarias 2017 vigente y 2018, que en escasos meses se acordará, quizá retroactiva a enero de 2018; y (el posible) procedimiento administrativo determinado para que la empresa pueda aprobar los verdaderos costos del transporte y los técnicos del municipio puedan constatar la veracidad de los mismos”.

Y en otro párrafo, ya casi final, remarcan  que “lo cierto hasta aquí es que en febrero de 2017 solicitamos una tarifa de 12 pesos y en la actualidad nuestra tarifa es de 10.35 pesos”, tras lo cual requieren “en forma urgente (se) defina una agenda para el tratamiento de las distintas cuestiones que afectan al servicio”.








    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores