Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
Insisten en que no hubo violencia ni excesos en Tom Jones
Al expulsar a dos gays por su comportamiento en el local de la villa balnearia




compartilo en las redes Compartilo en Facebook Compartilo en 144 caracteres
 


Viernes 23 de febrero de 2018

Los responsables de Tom Jones volvieron a rechazar que se haya producido violencia, ni cometido excesos por parte del personal de seguridad, al expulsar de ese local de diversión nocturna a dos personas, en disconformidad con su conducta dentro del mismo.

El episodio, protagonizado por dos hombres gays que se besaban reiterada y fogosamente, se produjo el sábado 10 de febrero y tuvo repercusión en medios periodísticos nacionales.

Alejo Ramallo, representante legal de Dos más uno Comercial de la Costa, nombre de la empresa que explota el local, aseguró ante miembros del Concejo Deliberante que repudian toda actitud homofóbica y de discriminación, subrayando que no la hubo en este caso. La misma actitud se habría adoptado si las personas advertidas de su comportamiento hubieran sido heterosexuales.

Marcelo Mangini, turista platense de 33 años, uno de los protagonistas del incidente, lo hizo conocer a través de las redes sociales, acusando a los responsables del boliche. También cuestionó que no se la haya tomado denuncia en la Comisaría Tercera, desde la cual se informó que no se contaba con un médico para efectuar la revisión correspondiente hasta el día siguiente.

Ramallo concurrió en representación del boliche, respondiendo a una convocatoria de la comisión de políticas de género del cuerpo deliberativo.

Los ediles Ignacio Barrena y Andrea Cáceres, del bloque de Unidad Ciudadana, impulsaron un pedido de informes sobre lo sucedido, en cuyo texto señalan que hubo “accionar violento y discrminador!” por parte del personal de seguridad.  El abogado de la empresa cuestionó que se haya basado la iniciativa sólo en la denuncia mediática que hizo uno de los protagonistas del incidente.

Ramallo insistió en manifestar su repudio a cualquier conducta homofóbica, rechazando reiteradamente que el personal de seguridad haya cometido excesos.

Cáceres y Barrena llevaron la voz cantante en la reunión de la comisión de políticas de género, poniendo acento en la expulsión de los clientes del local por la fuerza. “Esto no puede pasar en democracia”, insistieron, como si bajo un sistema republicano no hubiera normas de conducta o de convivencia que respetar en reductos de uso público. O no existiera el derecho de admisión y permanencia de los propietarios de un local de diversión nocturna.








    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores