Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
Recordaron a joven que murió hace tres años por un derrame tóxico
Familiares, amigos,allegados y ambientalistas se concentraron frente a la casa donde residía




compartilo en las redes Compartilo en Facebook Compartilo en 144 caracteres
 


Viernes 13 de abril de 2018                                 Más fotos en: javascript:nicTemp();

Este 13 de abril se cumplieron tres años de la muerte de Melisa Núñez, producida a raíz de un derrame tóxico generado en la zona portuaria de Quequén.

En la tarde de este viernes, familiares, amigos y vecinos de Melisa le realizaron un homenaje con un acto frente a la casa donde residía junto a su pareja, en calle 507 y 536.

En la ocasión brindaron las palabras alusivas Mónica Conesa, integrante de Vecinos Autoconvocados Puerto Quequén, y vecinos, quien indicó que “ya no es una ciudad con Puerto, es un Puerto con ciudad”.

En tanto, la banda de reggae local La Mejor Manera fue la encargada de ponerle música al acto,. Interpretaron  “canciones de lucha y combativas”, como las definieron integrantes de la misma banda.

Varios artistas plásticos realizaron obras alusivas. Fueron Carlos Segovia, Hernán Ricaldoni, Sebastián Serqueira, Marylin Maidana, Chivico Flores, Little Foffo, Andrea Labarte, Nelda Gutiérrez, Ana María Aravena y Roberto Caballero.

"JUSTICIA QUE NUNCA LLEGA"

“Para los vecinos de Barrio Puerto Quequén no han pasado tres años. Por un lado,  fue ayer en el recuerdo vivido de una semana trágica. Por otro, han pasado mucho más en espera de una justicia que nunca llega", afirmó Mónica Conesa.

"Continúa el material particulado en suspensión en todas las casas, continúan los vectores contaminantes (roedores de toda especie), continúa la aparición de Photoxin en las calles, continúa la negativa a informarnos el resultado de las inspecciones a las empresas dedicadas al agrocomercio dentro del barrio, continúa el incumplimiento del  OPDS de dar a conocer los resultados de los análisis de las muestras de polvillos obtenidas en nuestros domicilios, continúan las sirenas de alarmas y seguimos ignorando los motivos, continúan y sin solución alguna el tránsito de camiones con todo lo que ello implica: destrucción de las calles, polución de los escapes en las puertas de las casas, la contaminación auditiva por momentos insoportable y a cualquier hora, el cereal desparramado por todas las aceras que alimenta las ratas y la descomposición del mismo", añadió la vecina.

"Todos sabemos-dijo Conesa- que el Puerto termina en el alambrado de 530 y 507, territorio del Gobierno de la Pcia. de Buenos Aires, pero este barrio que tiene más de 70 años, construido mucho antes que la expansión portuaria, es víctima de su operatoria. Si en 530 y 507 comienza la responsabilidad del gobierno de Municipio, este barrio paga tasas como residencial 2".

A criterio de Conesa, "la muerte de Melisa fue el comienzo de una serie de reuniones inútiles que no condujeron a soluciones y en las que fuimos ninguneados, lo que demuestra dónde están los intereses de cada actor en esta historia, y sólo la acción directa de los vecinos logró la puesta en funcionamiento del supresor de polvo de una de las empresas que tampoco ahora funciona como en un principio".

Finalmente, la vecina afirmó: "Este barrio se pone de pie y dice basta. Por lo tanto exigimos al Gobierno de la Provincia . de Buenos Aires que disponga a través de su consorcio portuario y al gobierno municipal acciones inmediatas para resolver estos problemasPor derecho constitucional el Estado debe proteger nuestras vidas, es nuestro derecho exigir no ser ninguno de nosotros una nueva Melisa”.

LA MUERTE DE LA JOVEN

Melisa Beatriz Núñez, de 19  años, oriunda de Corrientes, llegó a su casa de Quequén en horas de la noche y se acostó a dormir, sin sospechar sobre la emanación de gases provenientes de las cloacas. La vivienda que habitaba junto con su pareja Matías Ortiz, integrante de Prefectura Quequén, se halla en la esquina de calles 507 y 536, a pocos metros del depósito de agroquímicos. Este funcionaba en 507 Nº 1645, contando con habilitación municipal desde el año 2007.

Melisa comenzó a sentirse mal aquella noche, sufrió una descompensación y pudo ser trasladada al Hospital Municipal Dr. Emilio Ferreyra, donde su estado de salud se agravó, falleciendo poco más tarde, al sufrir un paro cardiorrespiratorio.

El episodio de hace tres años no sólo derivó en la muerte de Melisa Núñez, sino que más de 10 vecinos debieron ser asistidos clínicamente, a raíz de afecciones sufridas producto de la emanación de gases de productos agroquímicos en viviendas aledañas al depósito en el que se produjo el derrame tóxico.

Aquel episodio trágico generó la realización de marchas de protesta protagonizada por vecinos del barrio donde residía Melisa Núñez, con la presencia de la madre de la víctima, Mercedes Fernández, quien reside en la Provincia de Corrientes.

El tema fue abordado también en el Concejo Deliberante, al que fueron convocados funcionarios municipales y autoridades del Organismo Provincial para del Desarrollo Sustentable (OPDS) para brindar explicaciones de lo sucedido.

Tras aquel derrame tóxico fatal, se creó en el municipio la Dirección de Medio Ambiente, siendo designado en el cargo el ingeniero Martin Bruno, a fin de coordinar acciones tendientes a un ordenamiento en cuanto al uso de agroquímicos en el ejido urbano, la realización de controles y la adopción de medidas para prevenir este tipo de episodios.

El producto que se hallaba acopiado en un depósito era fosfuro de aluminio, siendo comercialmente conocido como Phostoxin). Es un agroquímico con efecto funguicida.






    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores