Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
El padre Pedro Opeka, reconocido en Miramar por su labor humanitaria
Brindó una misa junto al necochense Pablo Boldrini, actual cura párroco en esa ciudad




compartilo en las redes Compartilo en Facebook Compartilo en 144 caracteres
 


Lunes 23 de julio de 2018

Pedro Opeka, sacerdote argentino que desde 1975 es misionero en Madagascar, convocó a numerosa cantidad de católicos, el último domingo en Miramar, donde brindó un oficio religioso.

La misa fue ofrecida en el tinglado de la iglesia San Andrés Apostol, siendo compartida con el necochense Pablo Boldrini, quien actualmente cumple tareas como cura párroco en esa ciudad balnearia.

Opeka, de 70 años, obtuvo La Legión de Honor en 2008 y ha sido propuesto en reiteradas ocasiones para el Premio Nobel de la Paz por Francia, Eslovenia y Mónaco, sumándose la Argentina a ese pedido en 2018.

El religioso, oriundo de San Martín, es miembro de la Congregación de La Misión, que integran padres vicentinos-lazaristas. En Miramar fue declarado “visitante ilustre”, en homenaje a su gran obra humanitaria en Madagascar, país africano, en el que la mayoría de sus habitantes vive en la extrema pobreza.

El galardón fue otorgado por el intendente Germán Di Cesare, en compañía de concejales de Miramar, que avalaron la iniciativa para reconocer al sacerdote.

En la actualidad Opeka se halla difundiendo su nuevo libro titulado “Rebelarse por amor”.

La acción humanitaria de este sacerdote argentino es llevada adelante en Akamasoa, Madagascar, siendo patrocinada por organizaciones no gubernamentales de Francia, Mónaco y corporaciones económicas originarias de España y Eslovenia.

La ciudad de Akamasoa es famosa por el hecho de haber sido creada gracias al propio Opeka, quien les prometió a los habitantes más pobres y necesitados una vida diga. En consecuencia, empezó construyendo con sus propias manos casas para las familias que vivían en los basureros.

 Así se fue formando Akamasoa, cuyo nombre significa “Buenos amigos”., contando hoy con unos 20.000 habitantes.






    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores