Inicio
Generales
Politica
Deportes
Policiales
Frases de la semana
Opinion
Contacto
Mar de noticias en FacebookMar de noticias en Twitter
El riesgo de partidizar instituciones y labor social-educativa
Por: Hugo Möller



Lunes 3 de julio de 2017

Fue ofrecido este sábado en el Centro Cultural de Necochea un espectáculo musical, a sala llena, con la presentación del ensamble de guitarras, el coro y la orquesta de música popular pertenecientes a la Escuela Provincial de Artes Nº 500, “ A Orillas del Quequén”.

La actividad tuvo como finalidad no sólo difundir la producción educativa y cultural que se lleva adelante en dicho establecimiento, sino también juntar fondos para la compra de equipos de sonido necesarios en la institución.

Llamó la atención que la información sobre lo sucedido estuviera a cargo de “Unidad Ciudadana”, la fuerza política impulsada por la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, que en Necochea cuenta con tres listas de cara a las elecciones primarias de agosto.

La información, remitida por mail de “Unidad Ciudadana”, incluye declaraciones de Alberto Franco,  director del Centro Cultural y docente de la Escuela Provincial de Artes.  Franco  es precandidato a concejal en segundo término de la lista que encabeza Silvia Jensen.

Días antes la misma fuerza partidaria, a través de las redes sociales, había incluido un video sobre el proyecto “2cientas sonrisas”, que se implementa en el Barrio General San Martín, para promocionar a Alejandra Pascale, impulsora de esa loable iniciativa.  Pascale es precandidata a concejal de esa misma lista.

El video, producido y emitido por el programa televisivo “El ciudadano”, destaca la labor social y educativa que se lleva adelante, así como el compromiso de quienes   impulsaron el proyecto.

En el mail mediante el cual se difunde la actividad del Centro Cultural se incluyen elogios de Franco a la gestión kirchnerista  y críticas al actual gobierno nacional.

El ímpetu con que se han  lanzado a realizar tarea proselitista integrantes de Unidad Ciudadana no debería hacerles perder de vista la necesidad de reservarla para los ámbitos que corresponden.

De lo contrario, se podría correr el riesgo de contaminar  tanto la innovadora gestión que viene llevándose a cabo desde que Franco dirige el Centro Cultural, como la solidaria iniciativa que se viene realizando en el Barrio General San Martín, posibilitando el acceso a una realidad diferente a niños acostumbrados al destrato y la marginalidad.

No se trata de renegar de la actividad política partidaria. Es la política el medio a través del cual se debe transformar la realidad y las fuerzas partidarias son el instrumento para poder concretar esas mejoras, a través de la participación de quienes las componen.

Más allá de que toda acción que se ejecute, tanto cultural como socialmente contenga una mirada política, no debería involucrar a entidades de bien público o proyectos solidarios en actividades partidarias. El Centro Cultural se debe a todos sus asociados (y no a un sector ideológico afín a sus directivos).  Y los niños del Barrio General San Martín no merecen que un proyecto pensado para superar su situación sea utilizado para promover candidaturas de quienes, sin ese fin, han venido trabajando en silencio desde poco más de un año.

Seguramente  la dirigencia de este sector de “Unidad Ciudadana” reflexionará al respecto y actuará en consecuencia.


    acroimagen
Mar de noticias - Registro intelectual en tramite - Necochea Argentina
Ingreso administradores