Hugo Arroyo (colaboración)
Hugo Arroyo (colaboración)
Escrito el 16/04/2019

Yo...argentino


Yo...argentino


Este modismo popular que tuvo auge hace algún tiempo ya no es utilizado con asiduidad por la sociedad de nuestro país y, por citar algo más cercano, la del vecino Uruguay.

Si bien su origen es algo difuso, de acuerdo a la interpretación de cada investigador, se puede decir que su significado es igual para todos y se refiere a una forma de desentenderse o no involucrarse en asuntos de importancia.

Es usada la frase también como “yo no me meto”, “no me corresponde”, “no tengo nada que ver”, o “no es mi responsabilidad”.

Tal vez la banda musical argentina Bersuit Vergarabat, en el año 2004, en la canción titulada “La argentinidad al palo”, es la que mejor y notoriamente resalta esta expresión que es propia de la cultura argentina.

Se utiliza siempre en primera persona.

El pasado día 8 de abril el Concejo Deliberante de Necochea unificó su decisión y sancionó una ordenanza. Lleva el número 8928/19.

En dicha norma, a solicitud de las empresas de transporte público de pasajeros de que se proceda a revisar el valor de las tarifas de micros urbanos, y considerando que el Departamento Ejecutivo manifestó su voluntad de fijarlas a su cuenta, a los efectos -dice la petición de la administración- de lograr una “pronta solución a las preocupaciones manifestadas por las empresas”, el HCD autorizó DE a “fijar la tarifa del boleto de transporte público de pasajeros hasta el 1 de diciembre de 2019”. Es lo que dice el expediente aprobado por mayoría.

Se estableció así, con esta sanción, un acto legislativo que sienta un grave precedente por ser contrario a la Constitución de la Provincia de Buenos Aires (Art.191º) y a la Ley Orgánica de las Municipalidades (Arts. 27º, 22º y 233º), que ordenan sobre la responsabilidad de los concejales en esta cuestión y resulta por lo menos dudoso que tengan legitimas atribuciones para delegar esta facultad que le es propia a los cuerpos deliberantes como el de Necochea.

Son muy frágiles las consideraciones que fundamentan esta ordenanza, donde sólo se destaca la intención y la posible rapidez del intendente -máxima autoridad del Departamento Ejecutivo- para resolver el problema.

Y deja traslucir que los integrantes del legislativo local carecen de tiempo para solucionar temas propios, por lo que facultan el trabajo y la responsabilidad al otro poder municipal, emulando al lavado de manos de Poncio Pilato.

Cabe entonces, ante esta circunstancia de carácter institucional, hacer algunas reflexiones.

Este no es un asunto de color donde los concejales se pueden expresar que “verían con agrado” que pase tal cosa.

La cuestión del transporte público de pasajeros es uno de los temas más relevantes del distrito.

De la fijación de tarifas están pendientes los usuarios, en especial los trabajadores, estudiantes y jubilados que usan cotidianamente a los micros.

Hay una gran cantidad de choferes y empleados administrativos de las compañías que velan con angustia por la continuidad de sus trabajos.

Los dos grupos empresarios, concesionarios del servicio, están constituidos por gente de Necochea, por todos conocidos, a los que se les puede consultar con sólo levantar un teléfono y que tiene la preocupación, en esta época de tremenda crisis económica, no ya por las utilidades sino por el mantenimiento del servicio.

Este es un asunto de la gente.

También se puede interpretar, de acuerdo a las conversaciones que emiten y se escuchan por lo bajo y en privado, que algunos ediles no están dispuestos a pagar “costos políticos” al tomar posiciones y tal vez dirimir el problema mediante una votación en una sesión pública del propio Concejo Deliberante.

De ocurrir esto último, vale recordarle a quienes lean este punto de vista, que al pueblo argentino le ha costado mucha consternación conseguir esta democracia, por la que, durante años, ha sufrido postergaciones, humillaciones, eliminación de derechos básicos y hasta muertes, en la búsqueda y el deseo de contar con el pleno funcionamiento de una república con todos los poderes funcionando, y con una representatividad idónea y comprometida.

Es decir, algo más que un “costo político”.

 

 



Municipalidad de Necochea



Mar de noticias - Registro intelectual en tramite
acroimagen